Localización

Quintana Roo - México

La 4T está mintiendo una vez más y jugando a la famosa “Caja China con el caso Lozoya. Por qué? … es muy simple, el ex director de PEMEX, ganó un amparo promovido por él mismo en el 2018.

Justo cuando lo acusaron de haber recibido sobornos de Marcelo Odebrecht para la campaña de Enrique Peña Nieto, es decir un delito electoral de ese momento… que prescribió desde el mismo año del amparo 2018.

Pero para que quede más claro:

El amparo lo gana por la prescripción de los delitos electorales. Punto final del tema Odebrecht con lo que quedó cerrado en México. Son delitos prescritos.

Por ese delito JAMÁS SE LE PODRÁ JUZGAR a Emilio Lozoya (El amparo del 2018 quedo en firme) .

El caso o escándalo Odebrecht, como lo quiere manejar la 4T, solo es un asunto mediático y político, un amague que les permitirá tener a todo el pueblo especulando: sobre quienes están temblando, quienes estarán en el bote, caerá Ricardo Anaya, Peña Nieto, Videgaray, en pocas palabras el Reality show 2020.

Hablar de los famosos 15 videos que involucran a diputados, senadores y actuales gobernadores, tienen más de 8 años de existencia (no son una prueba plena) en la corte ya existen precedentes.

Y de impulsarlos, estarían “salpicando” a muchos de los que hoy integran la 4T entre ellos, Manuel Bartlett. Escupirán para arriba?, no me hagan reír.

LOS ÚNICOS DELITOS POR LOS QUE PODRÍAN ENJUICIAR A LOZOYA Y A SU PANDILLA sería por el fraude de Agro Nitrogenados y la compra de un astillero.

Agro Nitrogenados y Fertinal.

Todo parte de la decisión del gobierno de Enrique Peña Nieto, en 2014, de comprar Agro Nitrogenados y Fertinal por un monto de 11 mil millones de pesos.

En ese momento, la petrolera bajo la dirección de Emilio Lozoya, quien antes de dirigir Pemex formó parte del equipo de campaña de Peña Nieto, justificó la compra de ambas empresas vendiendo la idea de que ayudarían a reactivar la industria nacional de fertilizantes.

Conforme avanzó el tiempo, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló que esas adquisiciones habían sido un fiasco. Y no solo eso, sino que además la compra de Agro Nitrogenados era parte de un triángulo de transferencia de recursos a empresas fantasmas, utilizadas por Odebrecht para su esquema de sobornos.

Según especialistas, Agro Nitrogenados era una planta “chatarra” que había dejado de estar en operación por más de 14 años, lo que disminuía su valor y vida útil. Aun así, Pemex le destinó unos 475 millones de dólares, para comprar los activos y rehabilitarla.

Ante ello, se dio a conocer que en 2016, las pérdidas de Pemex Fertilizantes fueron 2.800% superiores a las del año anterior. Además, la producción de fertilizantes no aumentó, sino al contrario, se redujo 4% de 2014 a 2016.

Ya en 2018, la Auditoría Superior de la Federación en su análisis de la cuenta pública, confirmó que la iniciativa de Pemex para “reactivar” la industria nacional de fertilizantes había resultado un fracaso.

“Pemex adquirió un negocio que no era rentable, en condiciones desfavorables, con costos de reparación irrecuperables y bajo supuestas sinergias que no se han alcanzado”, concluyó la ASF.

Este resultado de las investigaciones de la ASF, es el motivo por el que Lozoya esta en nuestro país. Con estos antecedentes, Lozoya fue citado a declarar por la PGR en 2018, y desde entonces ha estado involucrado en un proceso judicial con el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En resumen, podrán existir responsables en el manejo de estos recursos de esta fraudulenta compra pero por el caso Odebrecht… Olvídense mis estimados e ilusos creyentes del paladín de la justicia.
Es cuanto….


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *