Localización

Quintana Roo - México

Aventurarse mar adentro para pescar el sustento diario

Con balsas improvisadas y aparejos rudimentarios muchos venezolanos del estado costero de La Guaira se aventuran mar adentro para pescar su sustento diario. El Covid-19 les ha dejado sin trabajo y pescan para sobrevivir desde que la pandemia ha bloqueado la de por sí deteriorada economía venezolana.

Albañiles reconvertidos en pescadores

“Somos obreros de la construcción. Somos albañiles. Pero ahora mismo no hay obra de construcción. ¿Cuánto cuesta un saco de cemento? Vale 10 dólares. ¿Quién compra un saco de cemento por 10 dólares? Y si compran el saco de cemento, ya no tienen para pagar la mano de obra. Entonces, ¿qué hacemos? Lo más fácil para nosotros es ir a pescar”, explica Juan Carlos Almeida, albañil reconvertido en pescador.

Tiburones y corrientes peligrosas

El desafío entraña sus peligros: temen que los tiburones agarren sus capturas, que un anzuelo pinche su precaria balsa o que la corriente los lleve a alta mar.

“Nosotros también tenemos derecho a la comida. Si no tenemos trabajo, ¿a dónde vamos a ir? A lo que Dios nos dio: el mar”, concluye Eric Méndez, también albañil y reconvertido en pescador

Salir a flote como sea, a pesar de la pandemia

Con lo que han pescado podrán comer y algo venderán en el mercado negro para salir a flote… La economía venezolana ha caído más de un 25% en el primer trimestre del año.

Y el coronavirus no recula: El país supera desde hace días los 1.000 nuevos casos diarios y ha registrado más de 32.600 contagios desde el inicio de la pandemia.

Fuente: euronews


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *