Localización

Quintana Roo - México

El abogado de la exfuncionaria federal acusó que esto es una muestra de una “justicia selectiva y desproporcionada” por parte de la Fiscalía General de la República.

La Fiscalía General de la República (FGR) pidió este martes una pena de 21 años de cárcel para Rosario Robles Berlanga.

La exfuncionaria durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, es acusada de uso indebido del servicio público al omitir informar sobre el desvío de 5,073 millones de pesos de las dependencias en las que estuvo al frente: la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Los fiscales federales presentaron de manera formal la acusación contra Robles, y el escrito está acompañado de decenas de pruebas con las que pretende llevarla a juicio, incluidos los 25 convenios suscritos por la Sedatu y la Sedesol con instituciones de educación superior, así como declaraciones de testigos colaboradores y revisiones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), detalla el diario Reforma este miércoles.

De acuerdo con la acusación presentada en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Sur, la exfuncionaria federal es señalada de dos cargos por ejercicio ilícito del servicio público, delito sancionado con hasta 7 años de cárcel; uno por la afectación ocasionada a la Sedesol, del 1 de diciembre de 2012 al 26 de agosto de 2015, y otro por la causada en la Sedatu, del 27 de agosto de 2015 al 30 de noviembre de 2018.

De acuerdo con el diario, la FGR argumentó que Robles cometió este delito de manera continuada, lo que implica una agravante que aumenta la sanción con la mitad de la pena máxima, es decir, 3 años y medio por cada delito, de los que resultan otros 7 años de prisión.

Se espera que este miércoles el juez de control Ganther Alejandro Villar Ceballos entregue una copia de la acusación a los abogados de la exsecretaria, quienes tendrán un plazo de 10 días para darle contestación.

“Justicia selectiva y desproporcionada”

Epigmenio Mendieta, abogado de Rosario Robles, señaló que la pena que pide la FGR que se le imponga a la exfuncionaria federal es de carácter selectivo y desproporcionada.

“Muestra con claridad la saña con la que se conduce la Fiscalía en el caso de Rosario Robles”, aseguró en entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva.

El defensor de Robles subrayó que la FGR está pidiendo la pena máxima para la exfuncionaria, como si se tratara de la persona más peligrosa.

“El delito prevé una pena mínima de 2 años y la máxima es de 7, entonces lo que quiere la Fiscalía, en el caso de los dos delitos por los que acusan a Rosario Robles, es la pena máxima, como si se tratara de la persona más peligrosa”, apuntó.

Mendieta también expresó que tiene la certeza de que no se le impondrá esta pena a su clienta, pues según dijo,” no existen las pruebas para hacerlo” y apuntó que el único responsable de las afectaciones a la Sedatu y Sedesol es Emilio Zebadúa, pues apuntó: “él tiene la responsabilidad junto con todas las personas que firmaron todos esos convenios”.

Apenas este 13 de agosto, Rosario Robles cumplió un año de estar en prisión preventiva en el penal femenil de Santa Martha Acatitla.

A través de una carta difundida a principios de agosto , Robles consideró injustificado su encarcelamiento y lo atribuyó a “la venganza de unos, la cobardía y el silencio cómplice de otros, y una procuración de justicia selectiva”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, expresó el pasado 18 de agosto que la FGR también debería otorgarle le la posibilidad de apegarse al criterio de oportunidad que le permitiría ser testigo colaborador como a Emilio Lozoya.

Fuente: politica.expansion


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *