Localización

Quintana Roo - México

Continúan los jugosos negocios para los amigos y compadres del presidente municipal de Tulum Víctor Mas Tah, ahora entrega más de 9 millones de pesos a la empresa Jet Van Car Rental, propiedad de sus amigos Cuauhtémoc Velázquez y Teresa López; la multimillonaria empresa recibió un sobre precio en la renta de 5 camiones de basura.

El polémico alcalde sumergido en un lodazal de corrupción, entregó a la empresa Jet Van Car Rental bajo el contrato: MTU/OM/RP/AD/2019-01/03  )  9 millones 3 mil 270 pesos por el arrendamiento financiero sin opción a compra de los camiones.

El contrato leonino en detrimento de las arcas públicas del municipio de Tulum, fue firmado por el alcalde, Víctor Mas Tah,  Adrián Manzanilla Lagos, director de Servicios Públicos municipales y los propietarios de la arrendadora.

Los camiones modelo 2018 usados costaban en el momento de realzar el contrato amañado menos de un millón de pesos.

Por lo que el daño al patrimonio municipal, superó los 4 millones de pesos.

Actualmente en el mercado mexicano un camión compactador de basura  Marca Internacional MV modelo 2020 completamente equipado tienen un costo de un millón 543 mil pesos. Incluso con esos recursos le habrían alcanzado al alcalde para comprar los camiones y no rentarlos.

Cabe señalar que la empresa Jet Van Car Rental ha sido sancionada por autoridades y dependencias federales por incumplir sus contratos.

Entre las multas más severas que ha tenido Jet Van Car Rental destaca la que le impuso el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) en 2017, tras detectar incumplimientos en la cantidad, características técnicas y mantenimiento de más de mil vehículos arrendados, incluyendo desfases en la entrega, lo que le valió una penalización por 5 millones 700 mil pesos.

Otra irregularidad se llevó a cabo en la Auditoría Superior de la Federación (ASF), organismo que informó que el año pasado, Jet Van Car Rental le rentó ambulancias al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con un sinfín de irregularidades entre las que se pueden mencionar: que no contaban con llantas de refacción, tanques de oxígeno y las sirenas o torretas en mal estado.

También registró fallas en la suspensión, extintores vacíos, con golpes en la carrocería y documentación incompleta, esto tras realizar una auditoría en donde todas las unidades revisadas presentaron alguna anomalía.

Estos antecedentes no impidieron que  la administración del “Vitor” pagara más de 9 millones de pesos  en arrendamiento “puro” ,  es decir sin opción a compra a sus “amigos” Cuauhtémoc Velázquez y Teresa López,  dueños de la citada  empresa.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *