Localización

Quintana Roo - México

Ante la mala alimentación en el país, la Secretaría de Salud apuesta por un paquete integral de cinco acciones que ayuden a la disminución de la obesidad, las enfermedades crónicas y la muerte prematura, una situación que ha quedado expuesta en la actual contingencia de COVID-19.

Se trata de lograr un adecuado “sistema alimentario” que fomente el consumo de alimentos como la tortilla; un “entorno escolar” que promueva la salud, la actividad física; un “entorno alimentario” que contemple impuestos a alimentos y bebidas con baja calidad nutricional y un etiquetado en estos productos, así como acciones en los primeros 1,000 días de vida y campañas de comunicación y orientación alimentaria.

“Para adoptar este paquete se requiere un compromiso de Estado, no es nada más el compromiso del gobierno, es un compromiso de Estado, es un compromiso de la sociedad civil, de la academia, de los medios de comunicación, del sector privado y desde luego de las familias”, comentó este jueves Juan Ángel Rivera Dommarco, director general del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Para exponer la magnitud de la mala nutrición en México, Rivera Dommarco mencionó que el 23% de los hogares en México tienen inseguridad alimentaria, moderada o severa. Además alertó que el 47% del total de muertes están causadas por condiciones que tienen que ver con una mala alimentación como la diabetes, la enfermedad cardiovascular y el cáncer.

Es en ese sentido que manifestó la urgencia de implementar este paquete de acciones para que México adopte una alimentación saludable y sostenible, que aumente los años de vida saludable de las personas.

Sistema alimentario

  • Producir frutas, verduras, frijol, maíz para hacer tortilla en grano entero y así fomentar el procesamiento mínimo de alimentos.
  • Apoyo prioritario a los pequeños productores agropecuarios y sobre todo a las técnicas de producción agroecológicas para evitar el deterioro del ambiente.

Entorno alimentario

  • Impuestos a alimentos y bebidas con baja calidad nutricional.
  • Etiquetado frontal de advertencia, el cual entrará en vigor el 1 de octubre.
  • Fortalecer la restricción de publicidad de alimentos dirigida a niños, niñas y adolescentes.

Entorno escolar

  • Que las escuelas sean espacios que promuevan la salud, la actividad física y contribuyan a la prevención y control de la mala nutrición.
  • Fortalecer los lineamientos de venta de alimentos y bebidas saludables dentro de las escuelas.
  • Que no haya una sola escuela sin agua potable.

Primeros 1,000 días de vida

  • Lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y complementaria hasta los dos años
  • Una alimentación a partir de los seis meses saludable, sin productos que sean altos en azúcar, en grasa, en sal, en edulcorantes
  • Servicios de salud preventiva, incluyendo vacunación y la dotación de micronutrientes en el caso o en las zonas donde hay desnutrición.

Fuente: politica.expansion


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *