Localización

Quintana Roo - México

Un militar francés, que estaba destacado en una base de la OTAN en Italia, fue detenido en Francia hace unos días por traición por presuntamente haber transmitido documentos o informaciones ultrasensibles a un agente de los servicios secretos rusos, según reveló la radio francesa Europe 1.

“Lo que puedo confirmar es que un oficial superior está afectado por un procedimiento judicial por delitos contra la seguridad”, se limitó a señalar la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, en una entrevista en esta emisora. “Hemos tomado todas las medidas de protección necesarias”, intentó la ministra tranquilizar a los franceses.

El sospechoso, cuya identidad no ha sido hecha pública, tiene el rango de teniente coronel y trabajaba en el centro de comando de las fuerzas aliadas en Nápoles (Italia). El militar tiene unos cincuenta años y es padre de 5 hijos. Habla ruso con fluidez y tiene raíces familiares lejanas en Rusia, precisó la radio.

El militar francés fue visto en compañía de un espía ruso, un agente del GRU, el servicio de inteligencia militar de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, según Europe 1.

Tras tener conocimiento de estos hechos, el ministerio de Defensa francés informó inmediatamente el 22 de julio al fiscal de la República sobre lo ocurrido y la fiscalía abrió una investigación. El teniente coronel francés fue detenido el pasado 21 de agosto cuando estaba de vacaciones a Francia y se disponía a regresar a Italia.

El militar se encuentra desde ese día en prisión preventiva por “entrega de información a una potencia extranjera, recopilación de información en detrimento de los intereses fundamentales de la Nación con el fin de entregárselo a una potencia extranjera y por comprometer el secreto de defensa nacional”, según precisaron a EL MUNDO fuentes judiciales.

Ni el ministerio de Defensa ni la fiscalía han dado detalles sobre el tipo de documentos o de información que el militar francés habría presuntamente entregado al agente de los servicios secretos rusos.

Fuente: elmundo


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *