Localización

Quintana Roo - México

La empresa germano-estadounidense especializada en diagnósticos médicos Qiagen ha desarrollado un test rápido que permite detectar las infecciones activas de coronavirus en tan solo tres minutos. El sistema de pruebas rápidas es móvil, acelera la realización de test apreciablemente y puede realizar numerosos análisis de manera simultánea, informa el diario Die Welt.

Mientras los test positivos se registran en solo tres minutos, la confirmación de un test negativo se demora hasta los 15 minutos, según anunció la empresa, que subraya la celeridad de su método frente a los test que se realizan actualmente y cuyos resultados no se conocen normalmente antes de dos o tres días después de tomadas las muestras. «El Acces Antigentest demostrará ser una valiosa ayuda para cubrir la carencia de test masivos en situaciones de urgencia», señaló Thierry Bernard, jefe de la empresa Qiagen, quien subrayó que el nuevo test ofrece «resultados altamente precisos» y complementará los test PCR establecidos.

Estos últimos necesitan demasiado tiempo y solo pueden realizarse en laboratorios. Qiagen asegura que el nuevo test saldrá al mercado en las próximas semanas y que será introducido lo más tarde en el cuarto trimestre de este año. La empresa germano-estadounidense aspira a que su producto sea registrado en Europa lo antes posible y ha presentado una solicitud de autorización urgente ante las autoridades estadounidenses. Qiagen afirma que su nuevo test es ideal para pruebas rápidas en aeropuertos o estadios. Sus aparatos pueden realizar simultáneamente análisis de muestras de hasta ocho personas y un sanitario podría controlar varios aparatos a la vez.

El Instituto Paul Ehrlich (PEI) ha autorizado la inoculación en un gran número de voluntarios de una posible vacuna contra el coronavirus en Alemania. Un portavoz del instituto responsable de autorizar nuevas medicinas y vacunas en este país señaló que se ha autorizado a la empresa Janssen-Cilag, con sede en la localidad de Neuss, junto a Düsseldorf, iniciar las pruebas de la llamada segunda fase.

En la primera fase el nuevo suero solo se experimenta con un grupo reducido de voluntarios, mientras que en la segunda su número aumenta a centenares. En el caso del producto desarrollado por Janssen-Cilag se trata de una llamada vacuna vectorial. Este método altera un virus inofensivo para los humanos para que impida una infección de coronavirus.

La pandemia de coronavirus está conduciendo a una creciente injusticia social en Alemania, según el investigador de la pobreza Christoff Butterwege, quien denuncia que en este país «funciona la cínica regla básica de que quien es pobre debe morir antes». En un artículo que publica el rotativo Kölner Stadt Anzeiger, Butterwege comenta que los efectos económicos del parón por el coronavirus y los descompensados efectos de la mayoría de las ayudas aprobadas por el estado para afrontar la pandemia no han hecho sino aumentar la brecha entre ricos y pobres en Alemania.

El científico subraya que «el paquete de medidas coyunturales y de crisis» solo ha tenido en cuenta de manera marginal a los grupos sociales más castigados por la epidemia, entre los que cita a los sin techo, habitantes de asilos y refugios para indigentes, refugiados, discapacitados, personas que necesitan atención permanente, drogadictos, prostitutas y parados. La preocupante conclusión es que «los ricos se han vuelto más ricos y los pobres más pobres durante la crisis del coronavirus», señala Butterwege, que advierte de que la salud de los más pobres es también la más afectado por la epidemia. El riesgo de infección de los parados, pobres y marginados sociales es apreciablemente más elevado que el de los ricos.

Fuente: hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *