Localización

Quintana Roo - México

Los devastadores incendios que han calcinado gran parte de la coste este de Estados Unidos no llegan a su fin, y dejan ya al menos 15 muertos y medio millón de desplazados que han tenido que abandonar sus hogares. Lo peor de todo es que según las autoridades las víctimas aumentarán. Pese a que los bomberos trabajan día y noche desde el viernes pasado las llamas devoran todo a su paso y no las pueden controlar debido a las altas temperaturas y a los intensos vientos secos.

Debido a ello la destrucción causada en los Estados de California, Oregon y Washington es aún incalculable y hay zonas a las que los servicios de emergencia ni siquiera han podido ingresar. En California se registra la mayoría de fallecidos, donde el incendio pasó este viernes a ser el más grande la historia del Estado, con 190.700 hectáreas en llamas.

Mientras que en Oregón la situación no es menos dramática. «Quiero ser franca al decir que esperamos ver una gran pérdida… Esta podría ser la mayor pérdida de vidas humanas y propiedades debido a los incendios forestales en la historia de nuestro Estado», lamentó la gobernadora, Kate Brown.

Allí al menos cinco localidades quedaron destruidas y unos 500.000 habitantes fueron evacuados mientras la cifra sigue aumentando, según las autoridades. Aunque los bomberos luchan, el fuego que se extiende rápidamente en una superficie de 365.000 hectáreas.

Fuente: hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *