Localización

Quintana Roo - México

El opositor ruso Alexei Navalni ha saludado hoy a sus seguidores a través de Instagram y dado muestras de su progresiva recuperación desde la cama que ocupa en el Hospital Universitario de Berlín Charité, donde se encuentra ingresado desde el pasado 22 de agosto tras sufrir un atentado con un agente nervioso, identificado por las autoridades alemanas como un veneno del grupo Navochok. «Hola, aquí Navalni. Ayer pude respirar solo todo el día», escribe el activista anticorrupción en dicha red social después de que los médicos que le atienden le retiraran el aparato de respiración asistida que le ayudaba a sobrevivir desde que llegó a la capital alemana. Acompaña el mensaje una foto en la que puede verse al abogado de 44 años en la cama del hospital, abrazado por su esposa Yulia y acompañado por sus dos hijos, Daria (autora del selfi) y Sachar. Navalni envía en su mensaje recuerdos especiales a sus seguidores a los que afirma echar de menos.

El estado de salud de Navalni mejora progresivamente, a la vez que el paciente recupera la movilidad, señalaron este lunes en un breve parte los especialistas de la «Charité», en el que destacaron que podía incluso levantarse a ratos de la cama por su propio pie. Por primera vez desde que se encuentra en tratamiento en el prestigioso centro médico pudo decidir personalmente que informaciones eran transmitidas a los medios. Hasta entonces era su esposa Yulia la responsable de aprobar los comunicados. El envenenamiento de Navalni con un agente nervioso del grupo «Novichok» fue confirmado también este lunes por dos laboratorios independientes de Francia y Suecia, a los que el gobierno federal recurrió para confirmar los resultados obtenidos por especialistas en guerra química del «Bundeswehr», el ejército federal alemán.

Tanto la canciller federal, Angela Merkel, como el presidente francés, Emmanuel Macron, han calificado el envenenamiento del disidente ruso de «intento de asesinato», que, según ambos, solo pudo ser ejecutado por miembros del régimen del presidente ruso, Vladimir Putin. Ambos han exigido una investigación rápida y transparente de las circunstancias del atentado contra Alexei Navalni, que colapsó y perdió el conocimiento en un vuelo comercial cuando regresaba de la ciudad siberiana de Tomsk a Moscú. Alemania ha informado además detalladamente y proporcionado muestras orgánicas tomadas en la «Charité» al abogado ruso para que realice sus propios análisis a la Organización para la Prohibición de las Armas Nucleares (OPAQ). El ejecutivo de Berlín considera que se ha violado ese tratado por el uso de una sustancia creada por la Unión Soviética para la guerra química y de la que solo dispone Rusia en todo el mundo.

Fuente: hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *