Localización

Quintana Roo - México

Desde hace una semana, los contagios de coronavirus en Rusia no han dejado de subir. Durante el mes de agosto, el número diario de infectados llegó a caer por debajo de los 5.000, pero el viernes se situó otra vez por encima de los 6.000 y del sábado al domingo se registraron 6.148 positivos, la cifra más alta desde mediados de julio.

La célula de crisis del Gobierno reconoce incluso que el coeficiente de propagación de la enfermedad se ha elevado hasta el nivel que había a comienzos de mayo. Este es el principal indicador por el que se guía el órgano de control Rospotrebnadzor a la hora de definir las restricciones a adoptar en cada momento.

Según Nikolái Briko, principal epidemiólogo del Ministerio de Sanidad ruso, «Es normal que se produzca ahora un incremento en el número de enfermos. Cada vez hay más datos en relación con el aumento estacional de la letalidad del coronavirus, como ocurre con otras infecciones que se transmiten por vía respiratoria».

En informaciones difundidas el sábado por la agencia Interfax, Briko explica que, con la llegada del otoño, el inicio del curso escolar y la vuelta de las vacaciones, «los contagios aumentan inevitablemente (…) y lo hace con la gripe, con otras enfermedades respiratorias y con el coronavirus». El experto de Sanidad ruso, sin embargo, dijo que «la situación se encuentra bajo control y no será necesario adoptar medidas extraordinarias». Refiriéndose a la posibilidad de que tuviera que recurrirse de nuevo al confinamiento domiciliario obligatorio, aseguró que «no debería producirse un retroceso a la situación de antes (…) es posible que tengamos que introducir medidas puntuales en algunos sitios, pero no en el conjunto del país».

Desde el comienzo de la pandemia, Rusia, el cuarto país del mundo más afectado por la epidemia, contabiliza más de un millón cien mil casos positivos de Covid-19 de los que se curaron más de 910.000 pacientes. El número de muertos sobrepasa ya los 19.500. El presidente Vladímir Putin afirmó la semana pasada que Rusia ocupa el puesto 40 en el mundo en número de casos de coronavirus por cada 100 mil habitantes y en cantidad de fallecimientos el lugar 100.

Putin recordó que su país ha sido el primero del mundo en registrar una vacuna contra la Covid-19, la Spútnik V, y hay otras cuatro más en elaboración o experimentación clínica: la EpiVakCorona del Instituto de Investigación Véktor de Novosibirsk (Siberia), la que está desarrollando el Instituto Chumákov de Moscú, la vacuna china Sinopharm y otra más sobre la base del adenovirus del chimpancé, la británica AstraZeneca.

Fuente: hoy


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *