Localización

Quintana Roo - México

El cuerpo de las mujeres es utilizado como venganza o para enviar un mensaje al grupo rival, advierten especialistas.

En México, hasta el 60% de los feminicidios que se registran en el país son cometidos por miembros del crimen organizado.

De acuerdo con cifras oficiales y de organizaciones de mujeres, los homicidios por razón de género tienen cada vez más la huella del crimen organizado, ello responde en parte a que los cuerpos de las mujeres son utilizados como venganza o medios para enviar mensajes a bandas rivales.

El director del servicio de emergencias 911, David Pérez Esparza, afirmó, hace algunos días durante la presentación del informe mensual del Grupo Interinstitucional de Estrategias contra las Violencias (GIEV), que entre el 50 y 60% de los homicidios dolosos están relacionados con el crimen organizado.

“No existen estimaciones exactas del rol del crimen organizado; sin embargo, por algunas metodologías que se han aplicado anteriormente se puede determinar que, en promedio, una entidad normal está entre 50 y 60 por ciento de homicidios ligados al crimen organizado, y entidades donde hay una mayor violencia, que lamentablemente sigue siendo el caso de Guanajuato, el índice se incrementa hasta 70, 80% de los homicidios”, aseguró.

Desde que arrancó la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, en México se han registrado 1,704 feminicidios, de los que alrededor de 1,000 estarían vinculados con la delincuencia organizada.

María Salguero, creadora del Mapa de Feminicidios en México, aseguró que la violencia contra las mujeres no se limita al espacio familiar, también al comunitario, donde son vistas como propiedad de los hombres, por lo que en algunos casos son objeto de revanchas y como una arma de guerra utilizada para hacerle daño a los rivales.

Salguero compartió que incluso hace algunas semanas circuló un video en el que el Cártel de los Viagras amenazó con asesinar a las mujeres del Cártel Jalisco Nueva Generación como venganza a su grupo rival.

“No es que estén involucradas en temas del crimen organizado. Las mujeres son vistas como un arma de guerra, son usadas para hacerle daño a los rivales”, aseguró.

La también activista, quien alimenta su mapa de feminicidios con información que se pública en medios de comunicación, explicó que tan solo durante el confinamiento a causa de la pandemia de coronavirus, 63% de los asesinatos de mujeres están ligados al crimen organizado, 10% a la violencia familiar, 9% en espacios abiertos y el resto a otras causas.

“La pugna por el control de territorios también se está escribiendo en los cuerpos de las mujeres”, advirtió.

Por su parte, la doctora en Ciencias Sociales de la UNAM, Raquel Ramírez Salgado, coincidió en que hay casos que demuestran que las mujeres son utilizadas para venganzas. Recordó a Zulema Yulia Hernández, pareja sentimental del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien fue torturada, marcada con zetas en el cuerpo y asesinada como venganza del grupo criminal Los Zetas al líder del Cártel de Sinaloa.

Sin embargo, advirtió que atribuirle al crimen organizado la mayor parte de los feminicidios es “invisibilizar” la violencia que se genera en los hogares.

La también coordinadora de la Escuela Feminista de Comunicación indicó que de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), existe una correlación entre el recrudecimiento de la violencia hacia las mujeres y el avance en su autonomía.

Consideró que muchos están enojados con la participación en la vida pública y los logros de las mujeres, lo que no excluye al crimen organizado.

“Las mujeres que tienen cargos importantes, que toman decisiones, siguen siendo discriminadas, siguen poniendo en tela de juicio su autoridad, por qué no suponer que eso va a pasar en el contexto del crimen organizado”, apuntó.

No hay una estrategia contra la violencia

Para María Salguero el gobierno no tiene ninguna estrategia para atender la violencia contra las mujeres ni en el hogar, ni en el espacio público.

“No están haciendo nada contra la violencia doméstica, contra la violencia comunitaria ni por la del crimen organizado”, destacó.

Incluso alertó que en el registro de feminicidios existe un subregistro por parte de las autoridades, quienes investigan varios de estos delitos como homicidio culposo, secuestro, violencia familiar, porque es otra forma de “bajar las cifras de la violencia hacia las mujeres”.

Para la directora general de la Red Nacional de Refugios, Wendy Figueroa, México carece de mecanismos para asegurar la vida de las mujeres tanto en espacios públicos y privados.

Al respecto, consideró que la violencia contra las mujeres se debe enfrenar de forma coordinada y en corresponsabilidad entre las 32 entidades del país y el gobierno federal, porque hoy se atiende la violencia “con parches”.

Un aspecto que contribuye a que la violencia contra las mujeres continúe es la impunidad, ´porque violentar y hasta quitarle la vida a una, pocas veces se sanciona.

Fuente: politica.expansion


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *