Localización

Quintana Roo - México

La situación de emergencia que atraviesa el estado, el rápido fortalecimiento del huracán en aguas del Caribe, y la velocidad a la que se desplaza hacia el sureste de México -a unos 26 kilómetros por hora-, hicieron estallar el nerviosismo y la ansiedad de la población. Mientras los pescadores de zonas como Cancún y Puerto Morelos sacan sus embarcaciones del mar para protegerlas del oleaje salvaje que arrastrará consigo Delta, se reportan compras de pánico y estrés en numerosos municipios.

En las estaciones de gas, y en las tiendas de materiales de construcción y bricolaje las filas son interminables. A través de redes sociales, circulan también fotografías y videos en los que se observan los estantes de los supermercados vacíos, ya que muchas familias han querido aprovisionarse y comprar despensas antes de la llegada de Delta.

Además de adquirir bienes esenciales, muchos ciudadanos protegen ya con tablones de madera los cristales y vidrios de sus viviendas y negocios, para aislarlos en lo posible de las rachas de 250 kilómetros por hora del ciclón.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *