Localización

Quintana Roo - México

El aspirante a la dirigencia de Morena tenía previsto tomar protesta como dirigente de Morena, pero canceló su asistencia ante una protesta de mujeres en la sede del partido.

Porfirio Muñoz Ledo informó en redes sociales su decisión de no acudir a la actual sede de Morena en la colonia Roma y acusó que las protestas en su contra fueron orquestadas por Mario Delgado.

“Hoy a las 12:00 hrs iba a rendir protesta como presidente legítimo del partido. Sucede que fue tomada la sede del mismo en un asalto violento provocado por el candidato al que derroté. Demando el cese de hostilidades y la inversión multimillonaria en la vida del partido”, publicó en su cuenta de Twitter.

Muñoz Ledo tendría un acto simbólico con el que “tomaría” la dirigencia, la cual, asegura, ya la ganó con la encuesta levantada hace unos días por el INE.

El expresidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados y Mario Delgado resultaron los principales contendientes de una encuesta abierta que el INE solicitó realizar para determinar en quién debe recaer la dirigencia del partido.

Sin embargo, luego de que en la primera encuesta de reconocimiento Porfirio rebasara a Delgado –por dos a uno, según argumenta Muñoz Ledo– y en la segunda terminaran con un empate, el legislador expriista arremetió contra Delgado por gastar millones en la búsqueda de la dirigencia.

“Dizque somos el partido de la austeridad republicana y ahora tenemos la campaña más cara en la historia del país”, acusó en una conferencia de prensa virtual.

Muñoz Ledo argumentó que es ridículo que se considere que hay un empate entre él y Delgado, pues en las competencias deportivas, ejemplificó, la medalla de oro se entrega a quien llega por unas décimas llega en primer lugar.

Acompañado de Ifigenia Martínez, el político que ha sido dirigente del PRI y del PRD denunció que su contrincante ha usado dinero sin límite en la pinta de bardas y el uso de espectaculares.

Muñoz Ledo afirmó que confía en que esta semana tomará protesta y dio a conocer que solicitó al INE los datos de cómo se levantó la encuesta para poder impugnar el proceso.

“Yo ya soy el presidente legítimo de Morena y no veo lugar a una tercera encuesta”, expresó.

A pregunta de los reporteros, sobre la posición del presidente, Muñoz Ledo reconoció que Morena se trata de un movimiento y que Morena necesita convertirse en un partido.

“(Si) el presidente quiere partido, que me apoye. Un movimiento no puede gobernar, el movimiento está para convocar al pueblo, pero un partido es para gobernar”, afirmó.

Rechazó que se quiera apoderar de Morena: “Es una estupidez”, calificó.

Asimismo, explicó que Mario Delgado tiene siete denuncias en su contra por irregularidades en este proceso y que las autoridades electorales tendrán que sancionarlo.

Incluso, bromeó con que el único espacio en que buscaría a Mario Delgado sería en la cárcel, cuando sea sancionado por los actos cometidos.

Protestas en la sede de Morena

Aunque Muñoz Ledo ya anunció que no arribará a la sede de Morena, al exterior de las instalaciones de Morena dos grupos permanecieron con sus manifestaciones: quienes lo apoyan y quienes están en su contra.

Sin sana distancia, entre los grupos opositores hay enfrentamientos verbales. Algunos de los simpatizantes de Porfirio Muñoz Ledo retiraron hojas y cartulinas con denuncias contra Muñoz Ledo, además de unas en las que se ven fotos del legislador abrazando a la panista Laura Rojas.

El grupo de mujeres feministas clausuró la sede de Morena, ubicada en Chihuahua 216, para evitar, dijeron, que un acosador asumiera la dirigencia nacional.

Con pancartas de “La 4T será feminista o no será”, “Fuera machos de Morena”, el grupo de feministas evitó la entrada y salida de personas en el edificio. Hasta el lugar también llegaron grupos para manifestar su apoyo a Muñoz Ledo: “Porfirio, Porfirio, Porfirio”, coreaban.

Al respecto, Muñoz Ledo dijo que no conocía al grupo de mujeres que protestaron y que las acusaciones en su contra de una mujer por algo que sucedió hace 17 años es falso; preguntó “por qué no presentó la denuncia antes”.

A pregunta de los reporteros, acusó que Mario Delgado lo insulta por terceras personas y que se está metiendo con lo más intimo de su persona. Dijo que las acusaciones que él ha hecho contra Delgado de uso de dinero ya las presentó ante las autoridades y las autoridades tienen que resolver.

“Para cada acusación hay un legajo presentado por un gran abogado”, sentenció.

La postura de AMLO

Por la mañana, durante su conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador evitó profundizar sobre los desencuentros internos por la renovación de la dirigencia del partido que fundó en 2014, pero consideró que no son graves.

“No opino de eso, para no meternos en la cosa partidista. Solamente cuando hay una cosa grave, pero esto es algo muy común en los partidos y ya que se pongan de acuerdo”, aseguró.

El mandatario federal dijo que sus adversarios quisieran que se involucrara en el conflicto interno de Morena, pero que no lo hará porque como presidente tiene otras ocupaciones y su labor es gobernar para todos.

En febrero de 2019, el presidente solicitó licencia al partido para separarse de su vida interna, por lo que cuando se le cuestiona sobre lo que sucede en Morena, evita pronunciarse.

Consideró que la transformación de un país no la encabeza un partido, sino los ciudadanos, como está sucediendo con México.

“Hay procesos de transformación que se llevan a cabo a partir de que un partido se constituye en la vanguardia y es el que lleva a cabo los cambios, hay muchos ejemplos sobre eso, y hay otros movimientos que los hacen los ciudadanos, son los partidos, sin que el partido sea la vanguardia”, mencionó.

Fuente: politica.expansion


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *