Localización

Quintana Roo - México

El robo, reportado por la Cofepris, ocurre en las primeras semanas de la campaña de vacunación contra la influenza y al tiempo que México mantiene una batalla contra la pandemia de COVID-19.

Las autoridades sanitarias de México denunciaron este viernes haber sufrido el robo de 10,100 dosis de la vacuna contra la influenza, que eran transportadas en un camión distribuidor.

El hurto se cometió el pasado lunes 12 de octubre y las vacunas tenían como destino el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó este viernes la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Sin dar más detalles, la Cofepris indicó que se sustrajeron 101 piezas de la vacuna Vaxigrip correspondientes al lote U3J491V, equivalentes a 10,100 dosis para prevenir la influenza.

El organismo señaló que la vacuna, fabricada por la farmacéutica Sanofi Pasteur, solo se distribuye en el sector público de salud y no puede adquirirse en farmacias particulares, hospitales privados u otros intermediarios.

La Cofepris pidió a farmacias y puntos de venta no adquirir este producto para comercializarlo y, en caso de identificar el lote robado, denunciarlo a las autoridades sanitarias.

Por la noche, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo que el robo no fue dado a conocer al público antes debido a que el gobierno federal estaba alistando las denuncias correspondientes.

También insistió en que toda aquella vacuna Vaxigrip que sea comercializada fue robada de instancias públicas, donde invariablemente es gratuita.

El 1 de octubre inició en México la campaña nacional de vacunación contra la influenza, en medio de la pandemia por COVID-19. De acuerdo con directivos de Sanofi Pasteur, la vacuna ha tenido un incremento de la demanda en 300%.

El riesgo de que ambas enfermedades se presenten al mismo tiempo en las personas ha llevado a que la población tenga un mayor interés por vacunarse contra la gripe estacional.

Este mismo viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que su gobierno también presentó una denuncia contra la venta ilegal de dos vacunas contra la influenza tipo A y B falsificadas, ambas imitaciones de las que produce Sanofi Pasteur, una de ellas Vaxigrip.

“Sí, hay ya denuncias de utilización de estas vacunas o, mejor dicho, mal uso de estas vacunas, hay una investigación ya abierta”, afirmó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.

El presidente aseguró que existe una venta ilegal de estas vacunas y que quienes las están comercializando “son mafias”.

El robo de las vacunas contra la influenza se da unos días después de que las autoridades sanitarias reportaran el hurto de casi 38,000 piezas de medicamentos contra el cáncer, el cual se cometió el pasado 7 de octubre en las instalaciones del laboratorio Novag Infancia.

Fuente: politica.expansion.mx


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *