Localización

Quintana Roo - México

La policía marroquí ha detenido, el pasado lunes, a un trabajador del hospital público Ibn Sina de Rabat, después de que este intentara violar a una paciente que se encontraba ingresada en el centro hospitalario.

El presunto agresor de 27 años de edad trabajaba para una empresa contratada por el mismo centro sanitario cuando, en un momento de calma de sus labores, intentó agredir sexualmente a una mujer de 25 años, que se encontraba hospitalizada.

El hombre la invitó a acompañarlo a una sala de consultas, con la excusa de que su médico la estaba esperando para unas sesiones de rehabilitación como parte de su protocolo de tratamiento. Y, tras conducirla en una silla de ruedas hasta una habitación vacía, intentó forzarla. A pesar de la encerrona y de estar recién operada, la joven se pudo defenderse con fuerza.

Aunque los agentes de seguridad privada del hospital intervinieron, el supuesto agresor abandonó el lugar. Sin embargo, horas más tarde, pudo ser detenido por las autoridades.

Según los medios locales, las pruebas reunidas en contra del agresor no le dejan ninguna posibilidad para refutar la acusación, pues la grabación de las cámaras del hospital, los testimonios de los pacientes que compartían la habitación con la víctima y el testimonio de esta última coinciden perfectamente.

Fuente: 20minutos


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *