Localización

Quintana Roo - México

Estos recursos, en caso de ser aprobados por el Consejo General del INE, deberán ser solicitados a la Cámara de Diputados para su integración en el Presupuesto de Egresos.

El Instituto Nacional Electoral (INE) proyectó que necesitará 1,499 millones 392, 669 pesos extras para llevar a cabo la consulta ciudadana para definir si se investiga o no a los últimos cinco expresidentes de México.

La Junta General Ejecutiva del Instituto aprobó someter a consideración del Consejo General esta propuesta de recursos adicionales para realizar la consulta convocada por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Estos recursos, en caso de ser aprobados por el Consejo General del INE, deberán ser solicitados a la Cámara de Diputados para su análisis e integración en el Presupuesto de Egresos para el ejercicio 2021.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, explicó en sesión extraordinaria que para realizar la consulta el 1 de agosto de 2021, sin afectar las actividades de la institución durante el proceso electoral ya en curso, es necesario solicitar estos recursos adicionales.

El INE recalcó que esta propuesta de gasto es una cifra mucho menor a los 8,000 millones de pesos que cuesta llevar a cabo un proceso electoral de principio a fin.

¿Cómo se gastarán los 1,499 mdp?

Los recursos serían asignados a cuatro áreas del Instituto directamente involucradas en la organización de este proceso de consulta.

  • Dirección Ejecutiva de Organización Electoral: 886.4 mdp.
  • Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica: 599.9 mdp.
  • Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores: 8.5 mdp.
  • Unidad Técnica de Servicios de Informática: 4.4 mpd.

Los ahorros propuestos

Lorenzo Córdova indicó que el ahorro de gastos para la consulta contra los expresidentes deriva de que todas las áreas involucradas atendieron a la recomendación de reducir al máximo los costos.

Muchos de los materiales y servicios que se producirán, se adquirirán o se contratarán para el proceso electoral que se llevará en julio de 2021 podrían funcionar también para la consulta.

Algunas de las medidas planteadas con ese propósito son:

  • Instalación de 104, 667 casillas (recibiendo en cada una hasta 1,500 electores); en lugar de las 164,550 casillas que se instalarán en la Jornada Electoral del 6 de junio.
  • Integrar las Mesas Directivas de Casilla con un número menor de personas; esto es, tres en lugar de seis funcionarios de casilla.
  • Recurrir a los ciudadanos ya capacitados para la Jornada Electoral del 6 de junio, lo que permitirá generar ahorros al no tener que llevar a cabo una nueva insaculación ni una capacitación integral.
  • Reutilizar los cuadernillos impresos con la Lista Nominal de Electores utilizados el 6 de junio, imprimiendo sólo las adendas de aquellas ciudadanas y ciudadanos que cumplan 18 años entre el 7 de junio y el 1 de agosto de 2021.
  • Se está proponiendo también realizar los cómputos distritales conforme vayan llegando los paquetes electorales, disminuyendo así en dos días los trabajos del Instituto y la contratación de personal, además de que no será necesario la realización de un programa de resultados preliminares.

El propio López Obrador propuso al INE convocar a voluntarios para que participen en la organización de la consulta ciudadana.

A decir del presidente, esto permitiría disminuir el costo económico del que será el primer ejercicio formal de democracia participativa.

“Es democracia participativa, no hay que pagar”, sugirió el mandatario federal durante su conferencia de prensa del pasado 8 de octubre, a la par que pidió que se considere “poner muchas mesas con la participación de la gente”.

López Obrador también ha insistido en que empatar la consulta con las elecciones del 6 de junio evitaría hacer un gasto extra, por lo que ha respaldado la propuesta del coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, quien buscará modificar la Constitución para recorrer la fecha de la consulta al día de la jornada electoral.

El pasado jueves, el Congreso concluyó la aprobación de la procedencia de la consulta popular luego de que la Cámara de Diputados avaló el dictamen en la materia. Previamente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló su procedencia, aunque modificó la pregunta que se consultará.

Fuente: politica.expansion


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *