Localización

Quintana Roo - México

El Consejo General del instituto aprobó solicitar a los diputados este monto adicional a su presupuesto para 2021, con el fin de poder realizar este ejercicio el 1 de agosto del próximo año.

El Instituto Nacional Electoral (INE) acordó este miércoles solicitar a la Cámara de Diputados un monto adicional al presupuesto que se le asigne para el ejercicio fiscal de 2021, recursos que serían destinados para la organización de la consulta popular sobre la posibilidad de enjuiciar a los expresidentes de México.

El proyecto aprobado por el Consejo General del INE contempla un total de 1,499 millones de pesos para llevar a cabo este ejercicio cívico propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador y avalado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Tal como establece la Constitución, el INE planea que la consulta sobre los expresidentes se lleve a cabo el 1 de agosto de 2021. Ahora, el proyecto será enviado a la Cámara de Diputados, y será esta la que defina el presupuesto total que otorgará al instituto.

Aunque la organización de la consulta podría representar el mismo costo que las elecciones del próximo 6 de junio, es decir, 8,000 millones de pesos, según algunas estimaciones, el INE elaboró un plan de ahorro para que el gasto sea de solo 1,499 millones.

Entre las medidas de ahorro que el INE adoptará para esta consulta se encuentran:

  • La instalación de menos casillas que para la elección (104,667 para la consulta).
  • Tener tres funcionarios por casilla y no seis.
  • Que no opere el Programa de Resultados Electorales Preliminares.
  • Que se reutilicen los cuadernillos de la lista nomimal de la elección.
  • Que los cómputos distritales se publiquen la misma noche de la consulta.
  • Que se recurra a la ciudadanía ya capacitada para este tipo de procesos.

Durante la sesión, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, aseguró que este proyecto atiende estrictamente el mandato de realizar la consulta con los parámetros técnicos y profesionales que le corresponden al instituto.

Es decir, dijo, los estándares de calidad en los procesos que lleva a cabo el INE no se verán afectados pese a que los recursos solicitados son menores que los de la elección.

“Todas las áreas involucradas atendieron a la recomendación de reducir al máximo los costos, considerando que muchos de los materiales y servicios que se producirán o se contratarán para el proceso electoral podrán funcionar también para la consulta”, insistió.

Fuente: politica.expansion


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *