Localización

Quintana Roo - México

El Valle de México se colocó como el epicentro de la epidemia de COVID-19 desde el inicio. Actualmente, entre la Ciudad de México y el Estado de México suman 261,946 contagios y 25,962 fallecimientos en total. Aunque atraviesan realidades distintas, ambos se preparan para una nueva fase en la que se prevé un rebrote, aunado a la temporada de influenza estacional.

Para enfrentar la crisis sanitaria, las entidades han destinado alrededor de 6,800 millones de pesos para atender las necesidades de los 26 millones de habitantes en estos dos estados, reconocieron la secretaria de Salud de la capital, Oliva López, y Víctor Durán Mendieta, subdirector de Epidemiología del Instituto de Salud del Edomex, en el Encuentro Expansión dedicado a este tema.

La titular de Salud en la CDMX explicó que han utilizado cerca de 1,500 millones de pesos del extinto Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y más 3,000 mdp adicionales para otros componente. También dijo que se han destinado alrededor de 32,000 en apoyos directos para ayudar a sectores vulnerables, que no entran directamente en el rubro de salud.

Por su parte, el subdirector de Epidemiología de Edomex informó que se han destinado 1,500 mdp de recursos estatales, y cerca de 800 mdp de fondos federales para enfrentar la pandemia.

“Lo que se ha privilegiado en el Edomex, es que con recursos estatales se compren equipos protección personal de buena calidad y equipo médico y estamos en etapa de preparación para lo que tiene que ver con la sindemia”, aseguró.

Entre las acciones que han realizado, además de la reconversión hospitalaria, están estrategias locales para identificar a posibles casos sospechosos en sus comunidades.

La capital del país —primer lugar en casos y decesos a nivel nacional— fue la primera en implementar las brigadas domiciliarias y en extender la aplicación de pruebas PCR. Hasta el momento se han aplicado más de 378,000 tests, en promedio 7,000 por día en los kioscos y centros de salud, en tanto en el Edomex son 166,000, con 1,500 por día, pero con el planteamiento de aumentarlas a 2,000.

López Arellano detalló que desde el inicio se hace un monitoreo diario, se prepararon hospitales, y cuando se transitó de la Jornada Nacional de Sana Distancia a la semaforización, se hizo un plan gradual hacia la “nueva normalidad” que les permitiera ir abriendo espacios.

La funcionaria capitalina reconoció que la semana pasada, se rompió la tendencia descendente que se tenía, pero no con un pico como el que se tuvo a finales de mayo, por lo que consideró que se la CDMX se ha mantenido en “mesetas” y para estabilizar se está reforzando el trabajo territorial orientado a ciertas zonas de atención prioritaria, donde se identifica número más importante de casos activos.

“Este trabajo territorial, la toma de muestras que hemos generalizado y acercado a la población para justamente facilitar orientación médica, tamizaje, prueba confirmatoria. Finalmente la hospitalización temprana, centros de salud, triage, nos ha ayudado a avanzar”, afirmó.

Por su parte, Durán detalló que se destinaron 58 unidades para atender pacientes con COVID y se implementaron otras 70 móviles a un costado de las clínicas y hospitales, con la intención que funcionen como filtros. Esto les ha permitido tener “meses de cierta tranquilidad”, pues la ocupación hospitalaria está en 39% y de camas con ventilador en 30%.

“Llegamos a tener ocupación de 88% en el pico más alto, a finales de mayo, principios de junio, hoy estamos por debajo de la ocupación máxima que llegamos a tener, esto nos permite cierto grado de tranquilidad”, comentó.

También tienen en campo a técnicos en la atención primaria a la salud y cuidadores de la salud, una estrategia similar a la CDMX, donde hacen recorridos, tanto para la entrega de medicamentos para pacientes crónico degenerativos y adultos mayores que están aislados, como para la aplicación de vacuna temporada de influenza y la identificación sospechosos de COVID-19.

Estas acciones, les han permitido ubicar a pacientes asintomáticos. De acuerdo con sus resultados, alrededor de 10% de los pacientes que se han hecho pruebas en kioscos y por seguimiento de contactos, han resultado positivos, pero son asintomáticos.

Los funcionarios comentaron que la pandemia los ha hecho trabajar como sector unificado tanto con las entidades como con las distintas instituciones, por ejemplo, en el caso de la capital, alrededor del 30% de los pacientes son de municipios conurbados. En tanto que el 75% de mexiquenses radica en zonas aledañas a la CDMX, es decir 3 de 4 mexiquenses, entre ellos Ecatepec, que es el municipio más poblado en América Latina con más de 2 millones de habitantes.

Al respecto, Durán expuso que hay una buena coordinación entre el Edomex y la CDMX y que incluso tienen un chat entre funcionarios de distintos niveles, de las 16 alcaldías y 57 municipios, para apoyarse e intercambiar información sobre toma de muestras o ubicar a pacientes.

No obstante, ante las alertas que rebrote que se están viviendo y la sinergia de epidemias de influenza y COVID, también se están previendo acciones hacia esos escenarios, teniendo en cuenta que aún no está la vacuna del virus SARS-CoV-2.

El encargado para atender la epidemia de COVID en el Edomex comentó que cuatro de los cinco espacios que se habilitaron, similar a lo que se hace en Centro Banamex, se mantendrán por si eventualmente se llegan a ocupar.

En tanto, Miguel Betancourt Cravioto, presidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, lamentó que México esté en “una meseta eterna”, en la que se ja normalizado que se presenten de 3,000 a 4,000 casos y 300 a 400 muertes diarias como si esto fuera el status quo, y que la única forma de regresar a las actividades es dando apoyos a quienes más lo necesitan o en donde se están presentando problemas, como lo es en tianguis, mercados o comercios informales.

Ninguna economía va a tolerar un nuevo cierre absoluto, a lo que nos vamos a enfrentar es que vamos a tener que tomar medidas drásticas y esas medidas requieren dinero, pero dinero no en la atención médica y social (…) lo que necesitamos es que las autoridades se decidan a apoyar económicamente a esta gente que de alguna manera no tienen apoyo formal”, comentó.

En ese contexto, una de las posibilidades hacia el futuro es el tema de las vacunas. No obstante, para los especialistas no es un escenario aún claro, pues a pesar de que ya se hicieron convenios desde la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), aún falta que concluyan los ensayos clínicos, que llegue una cantidad considerable al país y que se establezca una estrategia de vacunación, pues en una primera etapa no todos podrían ser vacunados.

El secretario de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Éctor Jaime Ramírez Barba, comentó que simplemente no hay dinero para vacunar a todos, lo que significa que para la primera etapa, se tiene que definir a quién se vacunará, considerando que ya hay muchos enfermos asintomáticos que posiblemente ya hayan producido anticuerpos.

“En el caso de las vacunas no preveo muchas fortalezas para el futuro y sí creo que el manejo de la vacunación sí se debe considerar a personas de riesgo, y al personal del sistema de seguridad, porque en este tipo de pandemias también pueden ocurrir brotes de inseguridad y nuestra gente de Ejército, Marina y deben estar vacunadas”, señaló Ramírez Barba.

Por su parte, los funcionarios coincidieron que aún espera un largo tramo por recorrer, pues incluso cuando ya esté la vacuna, falta que se produzcan, que se distribuyan, que se establezca cuántas le corresponden a cada entidad.

“Creo que nos espera una tarea muy importante, creo que un criterio tendría que ver con quienes ya resultaron infectados, que ya tienen resultado positivo, tendremos que dejarlos hasta el final, porque teóricamente ellos ya desarrollaron la infección y generaron anticuerpos, no sabemos qué duración tendrá esta inmunidad, pero tendrán que estar al final de la fila”, comentó Durán Mendieta.

“Aunque estamos todos muy expectantes, todavía falta un tramo largo para recorrer en términos de que los ensayos clínicos concluyan, haya seguridad en la vacuna, se produzca y pueda distribuirse, seguimos atentos al avance que no estará tan rápido como quisiéramos”, aseguró López Arellano.

Fuente: politica.expansion


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *