Localización

Quintana Roo - México

Fue el primer país europeo en confinarse en casa con la llegada de la pandemia al continente, y es ahora de los primeros en volver a serlo. Italia ha decretado el confinamiento domiciliario para doblegar la curva de contagios de coronavirus (aunque esta vez por regiones) y ha extendido el toque de queda establecido en ciertos territorios a todo el país. 

Según constaba en el decreto firmado esta madrugada por Giuseppe Conte bajo el nombre ‘Medidas urgentes de contención y gestión de la emergencia epidemiológica por parte de COVID-19’, el Gobierno italiano impone un toque de queda en todo el país (desde las diez de la noche a las cinco de la madrugada) y usará una estrategia de prevención y contención parecida a la española para decretar el endurecimiento de restricciones e incluso posibles confinamientos, en las distintas regiones del país. 

Algunas regiones ya habían impuesto toques de queda, como Lacio (centro) o Lombardía (norte), a partir de las once de la noche y de la medianoche, respectivamente. En esa franja horaria, ahora común en todo el país, solo se podrá abandonar el propio domicilio por motivos de necesidad, trabajo o salud.

Tres niveles de gravedad: rojo, naranja y verde

En resumidas cuentas, Italia quedará dividida en tres zonas en función de la gravedad que presente la pandemia, definidas con los colores rojo, naranja o verde, y las restricciones serán proporcionales a la gravedad que presente cada territorio.

Las “zonas rojas”, entre las que a buen seguro figurará Lombardía, motor económico del país, quedarán aisladas, al prohibir “toda entrada o salida” de esos territorios “o partes de los mismos”, como provincias o áreas metropolitanas. Además, los ciudadanos que residan en estos territorios, solo podrán salir de casa si es por trabajo, salud o para dar paseos o hacer deporte de forma individual y al aire libre.

En estas zonas “de máximo riesgo” también se cerrarán todas sus actividades comerciales, excepto las de primera necesidad, como farmacias o supermercados, mientras que bares y restaurantes podrán operar con reparto a domicilio hasta el comienzo del toque de queda.

La escuela, prioridad para el Gobierno y objeto de encendidos debates, se desarrollará a distancia ya desde los primeros años de secundaria, a partir de los 11 años de los alumnos.

En cuanto a las regiones calificadas con el color “naranja”, entre las que se esperan Liguria (noroeste) o Campania (sur), los locales de restauración también quedarán cerrados durante todo el día (hasta ahora podían abrir hasta las 18.00 horas locales). Sin embargo, las peluquerías y establecimientos similares podrán abrir (deben permanecer cerrados en los territorios con nivel extremo). Y las clases telemáticas solo serán para los estudiantes de secundaria a partir de los trece años de edad.

Las restricciones más suaves serán para las regiones de color “verde”, aunque se reforzará el decreto del pasado 24 de octubre, que cerró los bares y restaurantes a las seis de la tarde y los cines y teatros todo el día. El primer ministro, Giuseppe Conte, ya avanzó al Parlamento que en todo el país quedarán cerrados los museos, exposiciones y salas recreativas, además de los teatros, cines, salas de concierto, gimnasios y piscinas, esto último decretado ya el 24 de octubre.

Los centros comerciales quedarán clausurados los fines de semana y los festivos, al igual que en los otros niveles de riesgo, y el aforo en los medios de transporte quedará reducido a la mitad.

Fuente: 20minutos


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *