Localización

Quintana Roo - México

México y Estados Unidos tienen una agenda bilateral que deberán abordar independientemente de quién llegue a la Casa Blanca: migración, seguridad, energía son parte de ella, señalan especialistas.

La incertidumbre de quién será el presidente de Estados Unidos para los próximos cuatro años no debe preocupar a las autoridades mexicanas, pues independientemente de si llega Joe Biden o continua Donald Trump, los temas urgentes en la agenda bilateral ya están puestos sobre la mesa: migración, seguridad, drogas y temas del acuerdo comercial.

Para especialistas consultados por Expansión Política, puede que haya cambios en la narrativa de los temas más controversiales entre México y EU, como son migración, violencia y el acuerdo comercial, pero coinciden que son hitos que siempre lo serán, solo que depende de la visión que tiene cada uno de los aspirantes al respecto.

El académico de la Universidad Iberoamericana, Javier Urbano, señala que México más allá del resultado electoral, lo que debe hacer es plantear una estrategia y una política de gobierno hacia Estados Unidos, no dependiendo del presidente en turno.

El especialista señaló que cada cuatro años, los gobiernos mexicanos esperan un cambio importante a propósito del relevo de la administración de Estados Unidos, pero la realidad es que no hay grandes cambios. “Sea Trump o Biden seguiremos con las mismas presiones, con los mismos problemas, algunos más radicalizados que otros o la narrativa más radical, pero los problemas van a seguir siendo los mismos”, asegura.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha insistido en que la mejor política exterior es la interior, no obstante el primer país que ha visitado –incluso en medio de la pandemia de COVID-19– es Estados Unidos, con quien a pesar de tener dos años de estira y afloja y amenazas arancelarias, ha llevado una relación amistosa.

En cambio, con Biden, no ha habido acercamiento. De hecho, cuando el Ejecutivo mexicano acudió a la Casa Blanca a invitación de Trump para celebrar la entrada en vigor del Acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá T-MEC, prácticamente se evitó cualquier otra reunión en la agenda.

La relación bilateral en tiempos de AMLO

Desde el inicio de su gobierno, Andrés Manuel López Obrador ha evitado confrontarse con Donald Trump aun cuando éste ha amenazado al país, lo hizo al tratar de imponer aranceles si no se frenaba la migración, con la construcción del muro en la frontera (que está levantando) y con la cancelación del T-MEC. En todos estos temas, el gobuierno ha tenido que mantenerse “sumiso” y ceder, lo cual de acuerdo con los expertos, no se espera que cambie ni con el demócrata Biden.

Para el asesor del Senado de la República, Emerson Segura Valencia, el gobierno mexicano se va a ajustar a las demandas, tanto a la continuación del gobierno con Trump, o a los ajustes con Biden.

“La política exterior en la actual administración se ha caracterizado no solo por un buen entendimiento, en la actuación; en los hechos, ha sido de sumisión, si llega Biden, la relación se ajustaría”, considera el especialista que ha sido investigador en el Instituto Matías Romero.

El ceder ante las relación con Estados Unidos, se percibió de manera clara con la visita de López Obrador a Estados Unidos, donde incluso “le agradeció” al republicano por las remesas y no se reunió ni con demócratas ni con la comunidad mexicana que radica en ese país, apunta María Elena Pompa Dávalos, académica de la Universidad La Salle.

Para la especialistas, esa ha sido una falla de las administraciones mexicanas, pues cada que hay elección en EU, México se ve involucrado, como cuando hace cuatro años el expresidente Enrique Peña Nieto recibió a Trump en Los Pinos siendo candidato y en ésta, con su visita a Washigton López Obrador hizo lo mismo, cuando debió haberse reunido con miembros del partido demócrata también.

Migración y T-MEC

Con una frontera de más de 3,000 kilómetros, el tema migratorio ha sido y será uno de los temas más controversiales entre ambos países.

Por parte del presidente Donald Trump, el discurso ha sido agresivo, lo que no ha ocurrido con los demócratas, pero en el fondo —coinciden los especialistas— las acciones seguirán siendo las mismas, basta con ver las cifras de deportaciones que se hicieron con el gobierno de Barack Obama, en el que Biden fue vicepresidente.

“Biden ha dicho que será más humano en cuestión de migración, su candidata a la vicepresidencia Kamala Harris, ha llegado a decir van a quitar que México sea considerado como tercer país seguro, como cuestión de campaña sonaba excelente, pero no sé si se va a llevar a la práctica o no porque implicaría que muchísima gente quisiera pasar la frontera”, comenta Pompa Dávalos.

Tras las amenazas de Trump, México firmó un acuerdo con EU en 2019 , con el que se permitió que los migrantes permanecieran en el país mientras sus solicitudes de asilo fueran procesadas, así mismo desplegó a elementos de la Guardia Nacional al sur del país para tratar de frenar la migración. Eso ha provocado presiones en las fronteras mexicanas por la cantidad de personas que se han quedado en el país.

En ese sentido, el demócrata dijo que pondrá fin al programa “Permanece en México” y daría protección a los “dreamers”, los jóvenes que llegaron de pequeños a los Estados Unidos y ahí crecieron y se educaron.

En cuanto al T-MEC, que entró en vigor el 1 de julio de este año, los expertos señalan que puede haber un foco rojo respecto a las energías limpias, la política energética y de medioambiente, así como en el tema laboral, pues aunque las reglas ya están, Biden y el partido demócrata tendrá mayor interés en que se cumplan a cabalidad los acuerdos.

“La política del gobierno mexicano en materia de generación de energía y de apostar al petróleo, se parece a la política de Donald Trump, y en ese tema habrá un giro en el caso de que llegue Joe Biden. La pregunta sería: ¿hasta qué punto se va a comprometer el gobierno mexicano con los asuntos y el acuerdo que ya se tenía con actores del gobierno de Trump”, cuestiona Segura Valencia.

Fuente: politica.expansion


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *