Localización

Quintana Roo - México

La apuesta del gobierno federal para combatir la inseguridad y violencia con las Fuerzas Armadas no solo las ha dotado de más facultades, también les ha permitido recibir más recursos económicos y para 2021 se prevé dar una estocada final que impactará negativamente a policías de los 286 municipios en los que habita el 70% de la población y se concentra el 90% de la incidencia delictiva.

De acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, a aprobarse esta semana, la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana prevé destinar cero pesos al subsidio para el Fortalecimiento del desempeño en materia de Seguridad Pública (Fortaseg).

Para combatir la inseguridad, se cuentan con recursos de dos fondos específicos: el de Aportaciones para la Seguridad Pública en los Estados (FASP) y el Subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública a Municipios (Fortaseg), este último surgió en 2016 con la restructuración del Subsidio para la Seguridad en los Municipios (Subsemun).

Al menos en los últimos cinco años, los recursos de este fondo han ido en descenso y para el próximo año existe el riesgo de que se quede sin un peso, por lo que las policías locales no tendrían recursos para la profesionalización, certificación y el equipamiento de sus elementos, así como al fortalecimiento tecnológico, de las instituciones de seguridad pública y para la prevención de la violencia y la delincuencia.

Presupuesto asignado al Fortaseg 2016-2020 (cifras en mdp)

AñoRecursos
20165,952
20175,000
20185,000
20194,009
20204,000
20210

Expertos consultados por Expansión Política alertaron sobre los riesgos que podrían generar quitarle los 4,000 millones de pesos que tuvo este 2020 el Fortaseg y, en cambio, empoderar económicamente a las Fuerzas Armadas.

“Las Fuerzas Armadas son las que se están llevando todo el recurso en el Proyecto de Presupuesto, viene cero pesos para Fortaseg, les bajan el presupuesto. Se ve muy difícil revertirlo, pero si no lo hacemos, ya estamos encadenados a tener una seguridad militar para la siguiente década”, advirtió la presidenta de Causa en Común, María Elena Morera.

Para 2021 se prevé un incremento para las Fuerzas Armadas, particularmente para la Secretaría de la Defensa Nacional, encargada de la Guardia Nacional.

En el PPEF, la Sedena pasaría de 94,028 millones 694,246 pesos en 2020 a 112,557 millones 168,656 pesos en 2021; es decir, un incremento de 19.7%, si las cantidades propuestas son aprobadas por la Cámara de Diputados.

En tanto, la Guardia Nacional, compuesta principalmente por elementos de la Sedena, contaría con un presupuesto de 35,671 millones 578, 458 pesos, cifra superior a los 9,286 millones 133,938 pesos que recibió en 2020.

La investigadora de Causa en Común, Teresa García, comentó que desde que inició esta administración los recursos para las instituciones civiles que se encargan de la inseguridad han ido a la baja.

“Vemos en el presupuesto de 2021 el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) se mantiene en términos reales, pero Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios se reduce en 4% y Fortaseg aparece especial atención porque no aparece”, advirtió.

Dijo que, de no aprobarse el recurso para el Fortalecimiento del desempeño en materia de Seguridad Pública, sería una muestra del abandono de las policías civiles y la apuesta del gobierno por la militarización.

De acuerdo con los expertos, si se desaparece el Fortaseg, los ayuntamientos todavía tendrían 20% de los recursos que se les entregan como parte del Fortalecimiento de los Municipios y las Demarcaciones Territoriales (Fortamun), pero con éstos no existen obligaciones sobre cómo deben aplicarse los montos, como sí sucede con el primero.

Sin chalecos, pistolas, capacitación…

Los expertos consultados aseguraron que la lucha contra la inseguridad pública también necesita dinero para chalecos, pistolas, patrullas, salarios, cámaras, sistemas de inteligencia, por lo que dejar a los 286 municipios tendrá severas implicaciones en los índices de incidencia delictiva .

Entre los 286 municipios que podrían verse afectados por la inseguridad, destacan Ecatepec, Tijuana, Manzanillo, Tapachula, Juárez, Iztapalapa, Apaseo el Grande, Irapuato, Acapulco, Iguala, Guadalajara, Chalco, Nezahualcóyotl, Morelia, Morelia, Tepic, Monterrey, Oaxaca de Juárez, Puebla, Querétaro, Benito Juárez, San Luis Potosí, Mazatlán, Hermosillo, Macuspana, Matamoros, Nuevo Laredo, Veracruz, Mérida y Fresnillo.

Al respecto, la secretaria de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, Adriana Dávila, consideró que la estrategia de la seguridad del presidente fracasó, y en lugar de reconocerlo y apostar por el fortalecimiento de las policías locales, el presidente las debilita más y se mantiene con la militarización de la seguridad pública.

“Tenemos más de 286 municipios que se quedarán indefensos ante la imposibilidad de poder adquirir chalecos, patrullas, motocicletas. Les están debilitando cada vez más y la seguridad podría empeorar”, advierte en entrevista la diputada federal.

La legisladora de la bancada de Acción Nacional señaló que, desde hace algunos años, el Fortaseg ya mostraba disminución en sus recursos, pero ahora es alarmante que se le quiera desaparecer, lo que sin duda tendrá un fuerte impacto en la seguridad pública del país. “El resultado va a ser catastrófico”.

Fuente: politica.expansion


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *