Localización

Quintana Roo - México

Alberto Capella Ibarra, titular de la Secretaria de Seguridad Pública del estado de QROO.

REDACCION

Alberto Capella Ibarra,  Secretario Estatal de Seguridad Pública, realizó una compra de uniformes por más de 10 millones de pesos, con una empresa de Tijuana  a finales del año pasado (2019), la compra por si misma tiene un hedor a corrupción indisoluble.

El hombre en cuestión, siempre inmerso en escándalos de malversación de recursos públicos, firmó un contrato leonino con la empresa CSI TACTICAL AND BALÍSTICA, S.A de C.V. constituida bajo la escritura pública 28619, con  fecha 16 de julio de 2013, en la notaría pública 10 de Tijuana, estado de Baja California.

La empresa propiedad de Herman Schobert Lizárraga, esta domiciliada en la calle Aeropuerto número 1900 L-12  en el  Centro Comercial Otay   de Tijuana, Baja California, es decir a solo 4 mil 178 Kilómetros de distancia de Chetumal.

Bajo el contrato denominado  Adquisición de Uniformes, Accesorios y Calzado marcado con el  No. SSP-LPN  ADQ-FASP-001/2019.  Alberto Capella,  autorizó el pago de 10 millones 805 mil 250 pesos con 36 centavos.

A través de este contrato millonario se realizó la compra de mil 700 pares de  botas tácticas a un precio unitario de 1 mil 081 pesos.

Policías consultados para la investigación de esta nota,  explicaron  que “nunca” les han dado botas de marca y mucho menos  que superen el precio de 600 pesos el par.  Aunque saben que siempre se han facturado  muy por encima del precio real.

Otra de las compras que se realizó con la citada empresa, fue para adquirir 2 mil 800 camisas a un precio unitario de 1 mil 464 pesos.

Según versiones de los policías entrevistados, afirman que no les han entregado camisas de ese precio y mucho menos de una calidad que avalen los casi mil quinientos pesos por camisa.

A decir de las gorras que porta la mayoría de los policías, son gorras beisboleras que no superan los 200 pesos por unidad.

Según se puede comprobar en la factura por cada una de las 1 mil 400 gorras se pagó un precio unitario de  429 pesos.

Hablar de los 2 mil 800 pantalones es una verdadera locura,  pues  por cada uno de ellos se pagaron 991 pesos, es decir,  500 pesos por arriba de lo que se pagó en el último contrato.

En total, con los recursos del pueblo quintanarroense, Alberto capella Ibarra pagó a la empresa tijuanense CSI TACTICAL AND BALÍSTICA, S.A de C.V, la nada despreciable suma de 10 millones 805 mil 250 pesos.

Como se puede ver y comprobar, será mera casualidad que la empresa contratada para hacer estas compras

esté localizada en la misma ciudad de nacimiento y arraigo de Alberto Capella Ibarra… Tijuana.

Y que el  dueño de dicha empresa, Herman Schobert Lizárraga, sea amigo del “señor “secretario, peor aún,  es parte del círculo social donde se mueve Capella.

Casualmente la empresa fue  constituida en el 2013, año donde  Alberto Capella,  comenzó a realizar contratos al amparo del poder y con cargo al erario.